Salto del Tequendama, el Patrimonio Natural que se merecía Cundinamarca

El hogar del emblemático oso de anteojos ahora estará más protegido.
Salto del Tequendama, el Patrimonio Natural que se merecía Cundinamarca
Foto: Twitter @MinambienteCo

Esta gran caída de agua rodeada de una maravillosa vegetación, es el único considerado como verdaderamente turístico a través de los 380 kilómetros que tiene el río Bogotá desde el municipio de Villapinzón hasta el de Girardot, los dos en Cundinamarca. (‘Túnel de la paz’, la experiencia interactiva que está recorriendo Cundinamarca)


El Salto del Tequendama fue considerado por las poblaciones indígenas como ‘El alma de la sabana’ por ser un bello paraíso que alberga una gran diversidad de plantas y flores que solo se encuentra en la Sabana de Bogotá, entre los que están el oso de anteojos y el oso perezoso, además de una alta diversidad de árboles, plantas y flores que conforman 52 familias y 81 especies. (7 cosas que puedes hacer al visitar Facatativá)


Ser considerado como Patrimonio Natural es un privilegio que ayudará a su conservación. La medida permite que se tomen normas y se destinen recursos para mantener y potenciar la diversidad biológica, recreación, educación, mejoramiento de la calidad ambiental y la valoración social de la naturaleza.


Emotional Content Marketing, una estrategia que garantiza performance digital de tu marca, lleva tu empresa al éxito con  EMOTIONS MEDIA GROUP

 

 

 

Este

¡Síguenos!